Después del 2012: nuevo tiempo, tiempo de acción congruente




Pasado el estrés al que muchos se sometieron por los presagios del 2012, podemos decir que se comprobó el decir de algunos  -entre los que me incluyo-, y es que en el plano físico no pasó nada, o por lo menos  no lo que se auguraba, pues ya los fenómenos naturales y las crisis sociales y personales habían venido asomándose con mayor fuerza al panorama vital de cada uno de nosotros desde la década pasada; y en ese sentido considero que muy pocos pueden decir que no se vieron sacudidos en los últimos años, bien sea por temas de salud, dinero, afectos, o por situaciones colectivas.



No obstante, en planos más sutiles sí podemos citar cambios. En lo energético los movimientos han sido perceptibles para los más sensibles y en esos niveles podemos afirmar literalmente que el mundo es otro.



Recién leí en una canalización que este 21 de diciembre se activó una energía que funcionará como un suero de la verdad, una especie de don-esencia que exige ser cada vez más sinceros con nosotros mismos para ser reconocidos como "seres espirituales o hijos de Dios". Y en este mismo orden de ideas mis guías internos me han indicado que se activó un nuevo tiempo, un tiempo de acción congruente.



Ahora bien, ¿de qué se trata el ser reconocido espiritualmente?, ¿de qué se trata este nuevo tiempo de acción? Se trata de vivir como verdadero ser espiritual, un ser en evolución real (evolucionario) y en ese sentido un ser más auténtico, lo que implica dejar atrás la época de la contradicción entre pensar, sentir y actuar.



Lejos deben quedar las acciones guiadas por factores como el miedo y la duda,  la conveniencia, las normas sociales, el qué dirán, apegos afectivos y materiales, e incluso hábitos y costumbres socio-culturales. Con éstos podíamos quedar bien ante los demás, y a veces también ante nosotros mismos, al menos con nuestro aspecto personalidad, más no con  nuestra propia alma; pues de eso se trata el nuevo tiempo: de verdadera conexión álmica. 



Incluso, desde la astrología,  planetas lentos y transformadores como Plutón y Urano dictan algunas "Claves para vivir en el nuevo mundo".   



El trabajo de ahora en adelante tendrá que realizarse sobre la base de la sinceridad, ante todo con uno mismo, para así entrar en acción. Para los verdaderos seres espirituales ya no vale seguir por inercia la norma social y la costumbre, o actuar con la duda, el temor, o solo guiados por los deseos del ego inferior, para luego esconderse y en lo oculto meditar, orar o tratar de conectarse con lo espiritual, evitando ser criticado, juzgado o burlado. 



Ya no vale, por tanto, ser un evolucionario "a escondidas", lo que se ilustra muy bien en el artículo Saliendo del closet, donde se hace una inusual comparación entre lo que a veces enfrentamos quienes seguimos este camino con lo que ha enfrentado una comunidad tan controvertida y totalmente diferente como la gay, que se atreve a exigir sus derechos, a pesar de los prejuicios y las mofas sociales.



Tampoco vale lo contrario, esto es, vestirse con el disfraz de espiritual para negar, tapar o intentar paliar la naturaleza negativa de la personalidad, sin atreverse a producir genuinos cambios internos.  Lo que tiene que ver con aquellos que dicen ser espirituales, gustan de los temas, asisten a talleres, cursos y actividades, pero poco aplican a su vida diaria. 



No se vale entonces ser un espiritual mediático o pantallero, por decirlo de alguna manera. Eso sería el equivalente a los puritanos de otrora, que entraban a la iglesia a rezar y darse golpes de pecho, para luego salir de allí y desplegar en el mundo las peores facetas de su personalidad.



La nueva espiritualidad

La espiritualidad post 21-12-12 plantea como reto lograr una alineación adecuada entre los cuerpos de la personalidad: mental (pensar), el emocional (sentir), y el físico-etérico (actuar) para mantener la conexión entre personalidad y alma, no solamente por momentos, sino en el día a día. 



Previo a ello debió realizarse una depuración de las cargas acumuladas a lo largo de las vidas en cada uno de ellos: creencias, pensamientos negativos, emociones discordantes y actitudes erradas. 



En ésto  ha debido consistir el trabajo hasta ahora y por eso en los últimos años se activaron varias vidas o líneas de tiempo de forma paralela y casi simultánea, a fin de ser depuradas. Lo vivimos como crisis personales o sociales, y en pro de superar esas crisis y acelerar el aprendizaje se dispuso, como nunca antes, de numerosa y valiosa información, técnicas y herramientas. 



Con tanto material a la mano, era menester que el humano aprovechara los egrégores creados a lo largo de siglos por las repetidas celebraciones realizadas con motivo de épocas y festividades principalmente religiosas. La mayoría de estas formas de pensamiento colectivas se generaron a partir del descenso de energías supremas desde los niveles sutiles a los planos más densos, entre ellas la energía crística, canalizada por el maestro Jesús. 



Por tanto, fechas como la navidad y la semana santa o la pascua, entre otras, han sido momentos que los humanos hemos debido aprovechar para apropiarnos de esas energías y activar  el Cristo Interno. En vez de ello, por lo general en tales épocas observamos a las mayorías envueltas en placeres y festejos grupales, que lejos de conectar con lo espiritual, obstruyen la conexión.



Bien sea que se hayan depurado los cuerpos o no, el reto actual es el mismo: seguir lidiando con la propia basura interior, depurarla y utilizarla -una vez transmutada- como recurso para alinear los cuerpos y conectar al alma.



Para quien no haya iniciado el trabajo antes del 2012,  la actividad es doble, aunque tiene como ventaja la gran cantidad de información disponible. 



Por su parte, quienes hayan avanzado en el trabajo espiritual, además de esforzarse para permanecer en alineación, deberán  encarar el reto de ayudar y ser faro de luz para los otros que siguen en el camino, pero más a través de las acciones y el ejemplo de vida, que de la mera predicación. 



Concluyo esta idea con un extracto de una canalización del Arcángel Miguel sobre las energías de diciembre 2012:


"Sí, aun hay muchas lecciones a ser aprendidas, y siempre las habrá. Sin embargo, ahora tienen la comprensión para ver la justicia y la perfección en la danza y el drama de la vida que deben experienciar cada día. Se están preparando para dar un salto gigantesco HACIA ADENTRO, HACIA AFUERA y HACIA ADELANTE, amados. Ha llegado el momento de que asuman vuestro propio rol en este gran evento llamado la Ascensión de la Tierra y la humanidad. Vuestro Cociente de Luz debe resplandecer de modo que pueda conectar con el de otros seres iluminados, y al hacerlo, éste ganará fuerza e ímpetu. Eventualmente, permeará y infundirá la Red Etérica Cristalina de vuestro planeta hogar de modo que TODOS se beneficien de la LUZ TRANSFORMADORA DEL CREADOR."


Agradece a Dios por el servicio humano que hace de canal para difundir este conocimiento. Respeta la fuente y menciona a  la autora: Glenda González  y a argosenlared.com ante todo aquel con quien compartas estos contenidos
Licencia de Creative Commons
Artículos protegidos por derechos de autor. Imágenes tomadas de Internet solo con fines ilustrativos. PROHIBIDO USO COMERCIAL. MENCIONAR AUTOR Y PAGINA. NO ALTERAR CONTENIDOS. Argos en la red by Glenda González is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional LicenseCreado a partir de la obra en http://argosenlared.com.

PROHIBIDO USO COMERCIAL. MENCIONAR SIEMPRE AUTOR Y PAGINA. NO ALTERAR CONTENIDOS